sábado, 25 de julio de 2009

Noche BL...

Jo, jo, jo... justo como lo dice el título. Anoche fue una noche llena de BL.

Y fue genial!! Seehh!!

Hace tiempo ya que no me dedicaba a darme un tiempo de diversión. Diversión divertida, no diversión frustrante -entiéndase dibujando, escribiendo... escribiendo-, sino de la buena que trae diversas ideas con un extra de jugo.

LOL.

Qué puedo decirles?? Sencillamente lo necesitaba, me hacía falta y los escenarios para fics se me acababan. Pero ahora me siento de nuevo... normal. Aunque procuraré levantarme los ánimos con más noches repletas de BL. Claro, teniendo el debido cuidado, no vaya a despertarse alguien y lo arruine todo.

Besos, se cuidan!!

♥♥♥MadaDei RLZ!!!♥♥♥Apoya ésta noble causa :3

lunes, 20 de julio de 2009

¿16, 15 o menos de eso?

Viko es joven.

Tiene 15 años y es una pervertida. Oh, jo, jo, jo...

Claro que lo es, sino, ¿cómo explican esta actitud tan infantil?

"Sensual, la depravación en mi es sensual..."

LOL.

Quiza no tan infantil, pero vaya que es rebelde. ¡Se pintó la uña del meñique de rosa!

... lo que no significa absolutamente nada, pero su madre le había dicho no ponerse esmalte.

Una completa descarriada. Oh sí.

sábado, 18 de julio de 2009

Gracias por dejarme hablar. Gracias por saber escuchar.

Saber callar es importante. Saber escuchar, lo es aún más.
Dicen por ahí que es mejor dar que recibir. Dar amor que ser amado. Escuchar que ser escuchado…


Y mira que eso es tan difícil, escuchándose tan fácil.


Los miedos e incertidumbres que he sentido últimamente me he visto obligada a guardármelos y he escuchado y leído atenta las aflicciones, problemas y quejas de los demás. Porque ellos también sufren, no sólo yo. Así que escucho y leo lo que quieren comunicarme. Aun cuando me siento mal. Cuando quiero llorar y simplemente termino siendo ignorada. Yo escucho y leo. Lloro en silencio y sonrío al resto del mundo.


Nadie notó el desesperado saludo, las insistentes frases que llegaban a ser molestas. Todas diciendo entre líneas “Hey, escúchame. Presta atención, tengo un problema.” “Quiero hablar y que me escuches” “Por favor no me ignores”. Todos tienen problemas, todos quieren ser escuchados pero no escuchar.


¡Hola! ¡Cuánto tiempo!


Préstame atención. Estoy aquí.


Oye. ¿Cómo estás?


Por favor, pregúntame como estoy.


¿Qué tal todo por allá?


Por favor, pregúntame si estoy bien.


¿Eh? ¿Problemas otra vez?


Esta vez, escúchame a mí…


Oh, ya veo. Bueno, ¿de qué quieres hablar?


Por favor. Interésate en hablarme.


Despreocúpate. Todo va a estar bien.


Sólo quiero que alguien me escuche.


Ah, oh. Naah, está bien. Será otro día. Que te vaya bien. Nos vemos. Adiós.


¿Por que nunca tienes tiempo para hablar?


*

Si no hay alguien que sin necesidad de decirle: “Hey, sabes qué, tengo un problema y quiero que me oigas”, lo haga. Entonces no hay problema sino existe en él o ella la delicadeza de hacerlo, siempre está ese lugar, esa persona y entidad.


Yo lo comprobé de nuevo. Después de mucho tiempo recordé que existía ese sitio. Y fui y esperé todo el tiempo que tuve que esperar para hablar con él. Cuando al fin tocó mi turno y colocó su mano sobre mi cabeza me eché a llorar y se lo dije todo. Y escuchó atento cada palabra, ni se rió, ni comentó, ni me interrumpió. Dejo que hablara hasta que me harté.


Suspiró y con toda la calma del mundo habló un momento conmigo para luego darme la respectiva penitencia. Una vez más lloré. Está vez, cuando le hablaba a él. Se sintió tan bien. Tan reconfortante. No le hice promesas que no puedo cumplir, le prometí algo que bien puedo hacer, que no requiere mucho esfuerzo y que me he negado a realizar durante varios años. Una promesa sobre una obligación. Mi obligación para con él desde que lo acepté en mi vida.


He redescubierto y confirmado su magnificencia. Y aunque muchos nieguen su existencia, él está ahí, aun para aquellos que dicen no creer. Para los que perdieron la fe, para todos.


Antes no entendía. Ahora lo comprendo.


Gracias por haberme escuchado. Gracias por tener todo el tiempo del mundo para oír a esta oveja que gusta de brincotear y de vez en cuando morder a sus compañeras.

martes, 14 de julio de 2009

De vuelta a la vida.

Sí, al fin computy ha vuelto. Y Sam se digna a aparecer al fin.

Internet de nuevo...

Ahh, no se que escribir :D