domingo, 31 de octubre de 2010

Putrefacción. Continua y continuará hasta que los gusanos hagan su labor.

La manzana podrida está colmando la paciencia. Se pudre y trata de invadir el gusto de los demás a su alrededor. Al fin se ha esfumado el desodorante que se puso encima y puedo oler el asqueroso hedor que despide. En verdad, da asco a más no poder.

Podría seguir quejandome de la fruta podrida y las frutas que están a su alrededor. Creo que también esas estan podridas, pero esta es la que se pudre de lo más miserable y comienza a orillar a los demás o al menos a mí a optar por tirarla de una buena vez a la basura. ¿No es por lógica que lo podrido se debe ir a la basura?

Aunque si he de ser sincera creo que siempre estuvo descompuesta. Asqueroso el vivir con algo tan sucio. Esa manzana que despide un hedor similar a un perro muerto. Pero seamos buenos con los perros, ellos cuando mueren huelen... ya saben, a lo que huele un animal muerto.

En fin. Hoy me vi en la necesidad de ir a la escuela con la mazana putrefacta. Fue horrible, llevó a sus otras frutas.

... Ahh, esa manzana que se pudre me incitó a podrirme. Es genial tener un culpable.

sábado, 30 de octubre de 2010

Putrefacción en distintos grados.



Cuando las cosas se echan a perder es porque ya estaban predispuestas a eso. Se aplica a todo, tanto a la comida como a las relaciones entre personas.

Siendo honesta hubo un tiempo en el que traté de ignorar la manzana podrida en la familia porque ella misma se había puesto encima un recubrimiento que disfrazaba el mal olor, pero el detalle es que el aroma fetido siempre estuvo ahí. Y yo traté de pasarlo por alto. No niego que al saber que la fruta estaba en mal estado surgieron sentimientos negativos en mí que aun ahora están a mi lado en todo momento esperando a que la manzana se descomponga aun más y deje salir de una maldita vez su fétido olor.

Ya ha comenzado a desvanecerse el aromatizante que se puso encima y el desagradable olor ha invadido mi nariz de nuevo. Sino fuera porque me da vergüenza llorar o porque creo que el infierno existe, lo haría. Todas las emociones negativas se agolpan en mi pecho justo ahora y no hay nada a favor de la manzana que se pudre frente a mis ojos.

Pensando con claridad, tengo más resentimientos y malos recuerdos que buenas experiencias a lado de fruta en descomposición.

Me pregunto si habrá algo que se pueda rescatar, al menos algun beneficio que sacarle. Obviamente el dinero, ¿eh? ¿No dije que se trataba de la manzana proveedora del dinero?

... Me gusta pensar que a causa de eso, que aunque no le veo mucha conexión, desarrollé ese gusto malsano por la pederastia, aunque se bien que nada tiene que ver.

"Vouyerista de relaciones pederastas gay (y no pederastas)", esa soy yo... maldita sea, ¡es casi orgasmico el pronunciarlo!

Cambiando de tema, ¿por qué dicen que hay mucha pornografía infantil? Es decir, yo no he encontrado ni madres, no sé cómo buscar adecuadamente, supongo. Ojalá me supiera algun telefono o el correo de esos sacerdotes pederastas, seguro que han de grabar sus conquistas. Pero la realidad es que no tengo como contactarlos y en donde vivo lo hetero reina.

Insisto con los videos pederastas. No quiero nada hetero, no es divertido, no hay suficiente morbo para quien busca depravación.

Si me he de comparar con la manzana, sin duda la diferencia es grande.

... Mierda, realmente estoy dañada. Y lo peor es que no quiero que me reparen.

Un beso a quien me lea.

viernes, 22 de octubre de 2010

Esto no es una entrada.

Cuando digo que esto no es una entrada es porque esto es una entrada. Una entrada hacia el maravilloso mundo de una mente perturbada...

Mientras tecleo y miro al mismo tiempo mis dedos moverse en diferenctes direcciones se siente extraño. Sólo puedo pensar en lo mucho que me gustaría terminar mis trabajos y al mismo tiempo continuar en la computadora, dibujando perversidades o escribiendo lo mismo.

No soy lo mejor que hay en la red, ni siquiera creo que alguien sepa quien soy en el mundo de la internet, pero eso no importa. Realmente sólo quiero ver en firmas o en titulos pequeñas imagenes de mi trabajo ilegal... pero sé que eso está aun muy lejos.

Tengas ganas de que esto no sea una entrada, pero lo es.

Esto no es una entrada.

Esto no es una entrada.

Esto es una entrada, aunque diga lo contrario.

martes, 19 de octubre de 2010

El camino rosa perdido.

Estoy dibujando una tira de un ThompsonxAlois... porque al fin el yaoi me ha atrapado de nuevo aun después del esfuerzo que hizo Hannah.

A penas termine la tira haré otra y una vez que esa esté lista haré ese colgante para llavero que sí, es ThompsonxAlois. Si bien me gusta la pareja me agrada aun más la idea en el sentido morboso de encontrar algo que sea del conde TrancyxAlois es más... jugoso el tema.

Aun recuerdo esos días en los que me negaba la entrada al maravilloso mundo donde el amor es menos trillado y más real. Días en los que simplemente el mundo sólo tenía dos colores y sólo podían mezclarse entre ellos.

Me agrada haberme desviado de ese camino recto y de tonalidad rosa pastel. Me gusta el camino que veo más vivo y colorido. Mi mundo se expande y como todo, tiene matices más oscuros que pueden tornarse en negro absoluto... y eso también me gusta.
...El yaoi está en mis venas. Tal vez si me dreno podría volver a mi camino rosa pero nadie me asegura nada.

miércoles, 13 de octubre de 2010

No todo es como uno cree.

Podría decir que estoy feliz de haber encontrado (y al mismo tiempo) el dou de ClaudexAlois y la canción caracteristica del rubio pero... la realidad fue que encontré las cosas exactamente en ese orden... y fue terrible. Porque la canción es tan jodidamente triste. Casi puedes tocar esa intangible sensación de tristeza, soledad y desesperación que transmite la melodía.

Debí encontrar primero la canción y luego reponerme con el agradable dou... aun así, la felicidad de la dulce melodía melancólica te pone de un extraño humor para detestar a Claude si tuviste sentimientos encontrados por Alois.

... Bueno, al menos queda el consuelo de que tendrá a Hannah para siempre, aunque tenga que compartirla con su hermano... y Claude esté ahí.

.
.
.
.
v